¿Cómo me preparo para una entrevista de trabajo?

Cuando dejas tu curriculum (CV) en algún trabajo o lo publicas en alguna bolsa de trabajo, ellos evalúan tu perfil para saber si cumples con los requisitos que el puesto solicita. Si es que cumples con los requisitos, ellos se comunicaran contigo a través de una llamada o un correo electrónico para tener una breve entrevista de trabajo contigo. No te preocupes, coge lápiz y papel, y no te olvides de obtener esta información antes de colgar:

  • Nombre de la persona de contacto y su teléfono.
  • Día, hora y dirección de la cita.
  • Empresa, negocio o empleador que te convocan.
  • Nombre del entrevistador.

Ya que tengas estos datos, en los días que queden para tu entrevista, asegúrate de estar preparado, para ello ten en cuenta estos aspectos para llegar lo más preparado posible

  • Conoce todo lo que puedas de la empresa
  • Repasa tus aptitudes, tu experiencia y tu formación
  • Lleva el currículum impreso y conócelo a la perfección, ya que se basarán en él
  • Hazte una relación de tus puntos débiles y fuertes y prepara argumentos para defenderlos
  • Comprueba tu apariencia (evita ropa llamativa; opta por ropa formal y seria, ve bien vestido/a, limpio/a y afeitado)
  • Ve solo/a
  • Sé puntual (15 minutos antes)
  • Prepara la entrevista, el seleccionador va a hacerlo también

La plática con el reclutador es la prueba más importante del proceso de selección para un puesto, pues de hecho es lo que puede hacer que seas o no seas contratado. Hay cuestiones clave que nos pueden llevar a la siguiente ronda o dejarnos fuera del proceso. La buena noticia es que estas preguntas abordan un tema que conoces mejor que nadie: tú mismo.

Más allá de indagar sobre tu experiencia laboral, tus conocimientos y tu preparación académica, la entrevista está enfocada en conocer tu personalidad, cómo enfrentarás los retos en el trabajo, cómo te relacionas con la gente y cómo manejas la presión, dependiendo del puesto.

Así que estas son algunas de las preguntas que los reclutadores hacen en las entrevistas de trabajo, tenlas en cuenta y prepara respuestas acordes a ellas:

Háblame de ti…

El reclutador no quiere saber la historia de tu vida, te está dando la oportunidad de hablar abiertamente de tu ‘yo profesional’. Evita compartir información personal de más, enfócate principalmente en tu perfil laboral, tus puntos fuertes y demuestra entusiasmo.

¿Por qué te interesa el puesto? 

¿Qué sabes de nuestra empresa? 

Recuerda buscar información sobre el puesto y la empresa

¿Cuál es el mayor riesgo que has tomado? 

Para posiciones clave, la toma de decisiones es una competencia de alta relevancia. El entrevistador querrá saber si eres capaz de tomar riesgos y buscar soluciones nuevas o prefieres el camino seguro

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? 

Responde libremente.

¿Cuál es tu meta en la vida? 

Es una manera de vislumbrar tus prioridades y ambición. 

¿Por qué dejaste tu anterior empleo? ¿Por qué quieres cambiar de empleo? ¿Por qué no has durado en tus trabajos anteriores? ¿Por qué duraste tan poco en tu anterior empleo? ¿Qué me puedes decir de tu jefe anterior?

El reclutador quiere identificar tu historia laboral y evaluar tu estabilidad. Recuerda no culpar a tu exjefe o empresa. Explica por qué confías en que puedes establecer una relación duradera con esta nueva empresa.

¿Por qué te despidieron?

Sé honesto y explica qué aprendiste de esa experiencia

Hay un hueco en tu experiencia laboral, ¿qué hiciste durante ese tiempo? 

Destaca las actividades productivas como: trabajo voluntario, tomar un curso, terminar tus estudios

Cuéntame de algún momento de tu vida laboral en el que hayas cometido un error, ¿cómo lo solucionaste? ¿Háblame de algún reto o conflicto que hayas enfrentado en el trabajo y cómo lo resolviste. ¿Estás preparado para resolver problemas?. Todos nos equivocamos en el trabajo, pero hay quienes tienen la capacidad de abordar su error con inteligencia y buscar una solución. Demuestra que tú eres esa persona y que posees las competencias clave que hayas mencionado en tu CV o que sean relevantes para la vacante, por ejemplo: creatividad, proactividad, resolución de problemas, etc.
¿Cómo manejas la presión? Se enfoca en evaluar tu inteligencia emocional, habla de acciones prácticas: tomarte un tiempo a solas para pensar, pedir ayuda, organizar tus tareas clave.
¿Qué pasaría si después de 5 años trabajando con nosotros no obtuvieras un ascenso? ¿Sería frustrante para ti?  Los empleados tienen cada vez menos antigüedad en sus empleos, las empresas buscan gente que permanezca. Habla de la seguridad en tu capacidad para aportar valor a la empresa y de tu interés de desarrollo y aprendizaje más allá de los ascensos.
¿Cuáles son tus pretensiones salariales?  Antes de arriesgarte con una cifra, ¡investiga! Habla de la cifra más alta obtenida de acuerdo a tu experiencia, aclara que es negociable y habla de otros beneficios de tu interés como prestaciones, crecimiento, bonos, etc.
¿Cuál es tu mayor debilidad o defecto? Cuál ha sido el mayor error en tu vida? ¿Qué aprendiste? ¿Aprendes de tus errores? ¿Tus experiencias te ayudaron a madurar? Más allá de juzgarte, el entrevistador busca saber tu grado de honestidad y conciencia de ti mismo. Habla de algún punto débil que estés trabajando en mejorar.
¿Cómo describirías tu trabajo ideal?  El entrevistador querrá indagar si la empresa, el puesto y tú, hacen ‘match’. En lugar de responder ‘estrella de rock’ enfócate en tus verdaderas metas a largo plazo.
Si hoy te ganaras la lotería, ¿vendrías a trabajar mañana? ¿Te mueve solo el dinero? ¿Qué tanto respetas tus compromisos?  Esa lotería podría ser la propuesta de otra empresa, y el entrevistador querrá evaluar tu fidelidad.
¿Cómo te ves en 5 o 10 años? ¿Coincide el puesto con tus expectativas a futuro?  Sé honesto. También es válido decir que no estás seguro o segura todavía, pero que esta posición será decisiva para tu carrera.

¿Por qué deberíamos contratarte? 

El entrevistador te está retando a venderte. Habla de por qué puedes hacer el trabajo, alcanzar metas y adaptarte a la empresa.

¿Tienes alguna pregunta? Ésta es una de las preguntas clave en una entrevista laboral que no pueden faltar. El 99% de los reclutadores te preguntarán

Decir que no es un error. Hacer preguntas demuestra tu interés en el puesto y además puede darte información valiosa sobre la empresa.

Ten en cuenta que en algunas ocasiones habrá aquellas que no son preguntas clave en una entrevista laboral y aborden temáticas diferentes a las de trabajo. La discriminación laboral es un tema delicado y un entrevistador puede ponerlo en evidencia si hace estas preguntas:

  • ¿Qué religión practicas?
  • ¿Estás embarazada?
  • ¿Cuál es tu orientación sexual?
  • ¿Planeas tener hijos?
  • ¿Padeces alguna enfermedad grave?

ETIQUETAS:

  • Entrevista
  • Tips
  • Trabajo

Servicios relacionados